top of page

Mientras tengamos pulso (2018)

Dime qué somos sino dioses de nuestra propia muerte. Dime qué fin tenemos sino ser la penosa culminación de algo que no pidió ser creado.


Déjate desangrar, pero asegura proyectar tu desdicha en mi. Desgárrame la garganta con tus tripas y haznos reflejar en este espejo que se jacta de insensible. Deslicémonos entre el mosaico de enredaderas que hunden sus tallos en mi costado y arranca la espina que ha crecido en ese casco que me protege. Naveguemos en la necesidad, en la posibilidad de matarnos.


Dale, intenta terminarte, así de una vuelves anodina la verdad que constantemente me evoca en el diafragma que te delata. Anda, intenta terminarme, así de una y entre mentiras te mando a la mierda. No seamos insolentes ante la ironía que nos vela desnudos depositando sus carajos entre los huecos de nuestros dedos. Somos demasiado egoístas para permitirnos vivir sin el otro. Demasiado realistas para matar por él.


Dime qué somos sino dioses de nuestra propia muerte. Dime qué fin tenemos sino ser la penosa culminación de algo que no pidió ser creado.


Desde donde sea que lo divisemos el tiempo no existe para dioses que olvidaron cómo distinguir el pasado. Para dioses que viven el momento, que no saben cómo aburrirse. Podemos mantenernos vivos por necesidad, por distracción, por amor, por rencor, por esperanza, pero confía...el futuro no llegará mientras tengamos pulso.


2 views0 comments

Recent Posts

See All

Joa (2018)

De qué sirve un cielo distinto si la distancia es la misma, si el encontrarme implica desconocerme? De qué sirven los dolores si llevan a la misma espiral, al mismo remolino de espuma que me coloca en

Bistro (2018)

No es la cerveza la que calma la ansiedad, tampoco el aire frío que me ata al pasado, es la esperanza de sentir que el rencor me ayudará a ser mejor persona. Aquella fe, porque sé que no eres cierta,

En la ironía en la que vivo (2018)

En la ironía en la que vivo hay que dejar de buscarse para encontrarse. Incluso dejar de buscar el no encontrar. En la ironía en la que vivo tenemos que perder para valorar lo que escapó, o lo que nun

bottom of page