top of page

Entre Pliegues (2015)

...Y transcurre el tiempo inerte, inmutable entre recuerdos.


Se desdobla el aire. Encarnizado, enfurecido. Paciente, como aquella hoja que desvanece al inhalar fuego y ceniza. Vigilante, y escuchándolo anda ella, consumiéndose entre posibles despojos, aquellos que solo huelen a borrones.


Se desdobla el aire mientras el alba ofrece su mano desnuda, desnutrida, cansada de intentar levantar párpados pesados de incomprensión. ¿Porqué? -pregunta ella- ¿porqué me ha eclipsado Dios el vivir, si es que alguna vez lo ví, si es que alguna vez depositó en mí algo de luz?


Se desdobla el aire. Rondando, rodeando espacios alegres de lo que a la infelicidad pertenece. La penumbra opaca al alba y su mano desnuda se esfuma igual a como dio frente; con frío, entre temblores, y entre estos, la involuntariedad se cuela acechando la conciencia.


Se desdobla el aire. ¡Aparece y muestra quién es! Ella, del dolor empedernida, no realiza que entre los dobles de sus paredes hay más que rincones. Entre el espejo y aquello que refleja. Entre la ventana y sus sueños. ¡Se incorpora el destino!...pero le cuesta mirar.


...Y transcurre el tiempo inerte, inmutable entre recuerdos.


Se desdobló el aire y la masacre podrá al fin ayunar en la gracia obtenida. Un sepulcro se harta entre la negrura del vacío, y ella, sepulcro por igual, queda atenta a las canciones aflictivas del alba. En silencio, entre pliegues de incoloro futuro.


¿Porqué? -pregunta el alba- porqué me ha eclipsado Dios el vivir, en fructífero deseo de pasiva compañía? ¿Porqué me arranca mi motivo de existir conciente de que lo hago, de que existo en integridad?


El aire se muestra otra vez. Callado, calmado. Observando la flor de papel que alguna vez fue regada en palabras de sol y que hoy le sirve al dolor como regalo absurdo de ningún propósito. Un espacio victimizado.


El aire va paseando, esta vez buscando una nueva flor para marcar. A susurros, a embestidas. Construyendo placer como solo alguien que ha vivido demasiado lo puede hacer. Con paciencia, con maestría.


...Y transcurre el tiempo inerte, inmutable entre recuerdos. Entre pliegues de amor.


2 views0 comments

Recent Posts

See All

Joa (2018)

De qué sirve un cielo distinto si la distancia es la misma, si el encontrarme implica desconocerme? De qué sirven los dolores si llevan a la misma espiral, al mismo remolino de espuma que me coloca en

Bistro (2018)

No es la cerveza la que calma la ansiedad, tampoco el aire frío que me ata al pasado, es la esperanza de sentir que el rencor me ayudará a ser mejor persona. Aquella fe, porque sé que no eres cierta,

En la ironía en la que vivo (2018)

En la ironía en la que vivo hay que dejar de buscarse para encontrarse. Incluso dejar de buscar el no encontrar. En la ironía en la que vivo tenemos que perder para valorar lo que escapó, o lo que nun

bottom of page